La Junta de Andalucía protege las casas de la Acera de la Marina de Marbella.

Una vez más se ha impuesto la cordura. Una vez más, la Junta de Andalucía frena los proyectos del ayuntamiento de mutilar uno de los edificios de la antigua Marina de Marbella para ampliar un vial de escasas dimensiones.

IMG_1896 

Casa de la Acera de la Marina en la actualidad, a su espalda edificios realizados durante el mandato del grupo G.I.L.

 

El pasado 27 de mayo la Dirección General de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas de la Consejería de Cultura y Deporta de la Junta de Andalucía, resolvió incoar el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bienes de Catalogación General de manera colectiva los inmuebles ubicados en las calles Acera de la Marina y en la avenida Miguel Cano de Marbella. Petición formulada por Cilniana y avalada por la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, departamentos universitarios y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico de Andalucía.

 

Ha sido un final feliz, la culminación de una vieja aspiración de Cilniana que, desde la atroz demolición de la época del GIL, no ha cejado en su empeño de conservar los escasos elementos que aun se conservan del pasado marítimo y preindustrial de Marbella.  

El 11 de octubre de 2007 se había pedido la inclusión en el Catálogo de Bienes protegidos como edificación e interés tipológico al antiguo almacén de la Marina. Nuestra petición se basaba en el hecho de que, si bien se han perdido importantes edificios, los que quedan deberían protegerse y rehabilitarse.

Esta petición, que fue desestimada, se reiteró el 2/01/2009, insistiendo en nuestra pretensión y solicitando una reconsideración,  por cierto, tampoco fue atendida. No obstante, el anuncio en prensa de la mutilación del inmueble de la calle Acera de la Marina, con la demolición del número 20, fue el revulsivo necesario para intentar una vez más conseguir su protección.

IMG_0764

           Plano antiguo donde se aprecia las casas que componían la marina de Marbella

 

Cilniana denunció el 14 de diciembre de 2012 la anunciada demolición a la Alcaldía y Delegaciones competentes, así como a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Se pedía la anulación del proyecto de expropiación y derribo; se trazara un plan de rehabilitación que permitiera resaltar la particularidad de unos edificios preindustriales que, al mismo tiempo, suponen un valioso ejemplo de arquitectura vernácula, tan escasa ya en Marbella. Asimismo se solicitaba que no se procediera en la línea que ya hizo el gobierno del G.I.L.

 

Esta asociación, cuyos fines son la defensa y protección del Patrimonio, optó por dirigirse a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Delegación de Málaga, presentando el 20 de enero de 2013 una nueva solicitud para la incoación de expediente de declaración de Bien de Interés Cultural a los edificios de la Marina. En la misma se solicitaba una resolución por la vía de urgencia dado que, en breve, se ordenaría la demolición de, al menos, uno de ellos. Petición que ha sido escuchada.

 

Cilniana quiere dejar muy claro que en ningún momento ha actuado movida por otro interés que el de la conservación del Patrimonio Histórico. A lo largo de los casi 18 años de vida de Cilniana, el único interés que ha impulsado cada una de nuestras intervenciones ha sido, y será, la protección y defensa del patrimonio con los únicos medios a nuestro alcance. En este caso, debemos felicitarnos porque se ha demostrado que instituciones como la Junta de Andalucía anteponen la salvaguarda de los edificios históricos, por muy humilde que sea su apariencia externa, ante cualquier proyecto que pretenda su desaparición.

IMG_0972

  La marina a principio del siglo pasado, al fondo a la derecha se aprecia la casa protegida.

Quedan muchos otros edificios en peligro –por ejemplo los trapiches de Guadaiza y del Prado, algunos inmuebles del casco antiguo y otros en el Ingenio de San Pedro Alcántara– que nos impulsan a continuar en la lucha y en la que invertiremos el mayor esfuerzo posible. No obstante, decisiones como la que acaba de tomar la Junta de Andalucía nos motivan a continuar y tomar nuevo impulso. Por fortuna, el Patrimonio Histórico aún cuenta con muchos defensores.

 

Por ello debemos felicitarnos las personas que formamos parte de Cilniana y felicitar así mismo a la ciudad de Marbella por el logro conseguido. Felicitaciones que hacemos extensibles a los colectivos que nos apoyan, así como a los medios de comunicación por el apoyo recibido, gracias al cual nuestra voz puede llegar a todos los ciudadanos.

Catalina Urbaneja.

Presidenta de la Asociación.

Deja un comentario