Archivo de la categoría: Andalucía

Atentado contra la Medusa de la Villa Romana de Rio Verde

El domingo diez de enero, un ciudadano dio la voz de alarma al descubrir que la Medusa de la Villa Romana de Río Verde había sido mutilada.

IMG_20160113_114812

El Gorgoneion

 

Contactó con la policía y a partir de ahí se pusieron en movimiento los resortes necesarios para tratar de unir las piezas de tan incomprensible puzle, identificar a estos terroristas del patrimonio histórico y tratar de remediar lo irremediable.

(más…)

EL TRAPICHE DEL PRADO HA SIDO INCORPORADO A LA LISTA ROJA DEL PATRIMONIO ESPAÑOL.

El Trapiche del Prado es un edificio situado al noreste de la ciudad de Marbella, este importante establecimiento industrial fue construido a mediados del siglo XVII.

Cortijo del Trapiche del Prado

Cortijo del Trapiche del Prado. Centro agrícola desde los primeros años de la época moderna. Foto J.Chinchilla. Finales del siglo XIX. Propiedad de la familia Alvarez.

(más…)

Cilniana premiada en los “Premios de la Cultura 2014” de Marbella.

IMG_0199-650x433

El Ayuntamiento de Marbella, celebró el pasado sábado día 12 la primera edición de los “Premios de la cultura 2014”. El acto se realizó en el teatro Ciudad de Marbella con una buena asistencia de público.

(más…)

DOÑANA, PREHISTÓRICA

El casual descubrimiento de una niña ubica este espacio natural en el Neolítico

CSIC  Hacha pulimentada

CSIC Hacha pulimentada

Hasta hace cuatro años, todos los estudios e investigaciones arqueológicos realizados apuntaban a que Doñana fue habitada en la época romana, pero en 2008 Alejandra Ibáñez, una niña de 8 años e hija de uno de los guardas que residen en el coto, halló casualmente en uno de sus paseos una pieza tallada de sílex cerca de un alcornoque. Este “feliz hallazgo”, como textualmente pronunció Juan José Negro, director de la Estación Biológica de Doñana, revela que este espacio natural, Reserva de la Biosfera de la Unesco, data de aproximadamente unos 5.500 años, situándolo en el Neolítico y añadiéndolo a la cada vez más larga lista de poblados prehistóricos andaluces.

(más…)

Los primitivos espeleólogos.

¿Por qué en la Cueva de Ardales se han encontrado restos de arte rupestre de hace 25.000 años cuando en el resto de cavernas de Andalucía los motivos más antiguos se remontan 5.000 años atrás? ¿Fue aquí donde los primeros homo sapiens se atrevieron a llegar a las cavidades más recónditas y oscuras que nunca alcanzaron sus antepasados neandertales? ¿Qué tecnología utilizaron para explorar y habitar unas profundidades nunca antes pisadas?

A estas y otras preguntas podría responder una reciente investigación que sostiene que la clave de todo fue un paso de gigante en lo que se refiere al uso del fuego por parte del hombre prehistórico, quien empezó aquí a utilizar cera de abeja como combustible de las primitivas lámparas de la época.

Así lo afirma un estudio científico de Pedro Cantalejo y María del Mar Espejo, miembros de la Red de Patrimonio Guadalteba, que presentó recientemente estas conclusiones en el prestigioso Ciclo de Conferencias de la Sociedad Prehistórica de Cantabria que se celebra anualmente en aquella comunidad autónoma.

(más…)

Cilniana realiza las V jornadas de patrimonio

Cartel de las jornadas

Cartel de las jornadas.

La Asociación Cilniana, celebra los 15 años de su fundación con la realización de unas jornadas sobre  la importancia del patrimonio sumergido en nuestros mares.

(más…)

Usaba tumbas romanas y fenicias como corral de su ganado

Lejos de los expolios a los que han sido objeto numerosos yacimientos arqueológicos de Almería durante décadas, ahora la Guardia Civil se ve obligada a actuar contra la acción de los ganados y, sobre todo, la actitud irresponsable de quienes hacen un uso impropio de la historia, cultura y etnología de la provincia. Así, como resultado de la colaboración entre la Guardia Civil y la Delegación Provincial de Cultura se han intervenido sobre una zona de asentamientos que puede datar del siglo VII antes de Cristo y con necrópolis del siglo VI, para evitar el destrozo provocado por ganados.

A mediados del pasado mes personal técnico de ésta Delegación detectaron la rotura de la valla perimetral el acceso a una zona arqueológica con el hallazgo de restos que indicaban su utilización y, según fuentes de la Guardia Civil, y restos de animales, finalmente se analizó que era un ganado tanto de ovejas como de cabras, que habían pastado en la zona, recibían comida en un pesebre improvisado, e incluso, había fallecido en el interior de la cueva. Como consecuencia, se inició la investigación sobre los propietarios de ganado en las inmediaciones comarcales.

Tras los primeros hallazgos, fueron los expertos de la Delegación de Cultura quienes trasladaron tanto los indicios evidentes de la ocupación de la zona por ganado ovino y caprino, hechos que comunicaron de inmediato al Servicio de Protección de la Naturaleza, quienes realizaron las últimas intervenciones.

En la inspección que realizan los agentes del SEPRONA observan, en el interior de la zona arqueológica, dentro del recinto vallado los restos de dos cadáveres de ganado ovino y en el interior de tres hipogeos funerarios, los cadáveres de tres ovejas, además de encontrar gran cantidad de restos de comida y signos evidentes de la utilización de las tumbas como pesebres para el ganado. No obstante, desde la Subdelegación de Gobierno se matiza que en el momento en que llegaron los agentes a las cuevas que eran utilizadas para la cría de ganado, no se encontraba ningún animal.

En el reconocimiento que realizan los agentes del SEPRONA a los cuerpos de los animales, encuentran una serie de marcas e identificaciones, gracias a la cuales permiten determinar la explotación ganadera a la que pertenecen, ubicada en la comarca, realizando a continuación las gestiones para mantener una entrevista con el gerente de la misma.

Según se desprende de la conversación mantenida con el propietario de la explotación, éste desconocía los hechos al tener contratado un pastor para el cuidado del ganado, comprometiéndose a reconocer la zona para recoger los cadáveres de los animales y ejecutar el protocolo establecido sobre sanidad animal en este tipo de eventos, es decir, su incineración en un lugar reglamentario.

Serán los técnicos del área de Cultura de la Junta de Andalucía los que determinarán la incidencia real sobre el espacio catalogado como patrimonio cultural y la incidencia que ha tenido la presencia del ganado en la zona catalogada.

En el yacimiento arqueológico existen elementos funerarios y fue declarado monumento nacional en 1973 e inscrito, con carácter específico, como zona arqueológica en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz por Orden de 14 de febrero de 2005 de la Consejería de Cultura. Según los informes de los técnicos regionales, la zona tiene influencia que puede llegar desde la época púnica a la visigótica.
Noticia: Almeria 24-2-2010

La necrópolis medieval permanecerá junto a la ermita de Santa Clara y podrá ser visitada

No se moverá de Santa Clara. El cementerio medieval que fue hallado el pasado octubre en el entorno de la ermita de Santa Clara será conservado y permanecerá en este lugar donde podrá ser visitado y admirado por los portuenses y por todos los curiosos de la provincia que quieran conocer un poco más de sus antepasados. Este hallazgo arqueológico podría ampliarse con el inicio de las obras de la promoción de viviendas protegidas en las que está previsto el realojo de los vecinos de la barriada José Antonio.

El futuro de esta necrópolis, única en la provincia según los expertos, ha sido aclarado a falta de confirmación por parte de fuentes oficiales. Los sepulcros se quedarán junto a la ermita, pero aún no se ha hecho público el modo en que será expuesto: si se pondrá en valor el conjunto funerario o si se cubrirán las tumbas de forma individual. Distinto podría ser el destino de los restos óseos, los ropajes y los objetos, que también se encuentran en buen estado. A día de hoy las tumbas se encuentran perfectamente tapadas y protegidas de las inclemencias temporales y los trabajos en la ermita marchan a buen ritmo, aunque fuera del plazo marcado por el Gobierno. Motivo por el cual le ha sido concedida una prórroga de unos dos meses.

Los resultados de las prospecciones arqueológicas están siendo recogidos en una memoria que se presentará en los próximos días durante un acto en el que se informará detalladamente sobre este hallazgo sorpresa. No en vano, este camposanto -primero del que se tiene constancia en el casco urbano portuense- fue descubierto durante las obras de restauración de la ermita de Santa Clara, que se inició el año pasado dentro de la batería de proyectos sufragados con el Plan E. De momento, todo apunta a que los aproximadamente 40 sepulcros -todos en buen estado de conservación- no se moverán del enclave donde han permanecido ocultos durante cientos de años.

El señorío de Medinaceli

Los enterramientos datan de un periodo comprendido entre los siglos XIV y XVI y mantienen su estructura abovedada de ladrillos. La cronología coincide con los tiempos del señorío de Medinaceli, época histórica boyante para El Puerto, y de la que se tiene muy pocos datos, por lo que este hallazgo proporcionará una valiosa información sobre la actividad económica y social de la ciudad. Se trata de los años del Descubrimiento y las expediciones comerciales y militares dominadas por una poderosa aristocracia relacionada con el mar y la navegación.

Los expertos estiman que las tumbas se extienden en dirección a la calle Cruces -que extraería su nombre de la presencia del camposanto- y la avenida de Sanlúcar, cuyas obras de remodelación también están siendo concluidas con cargo a los fondos del Plan E. Así las cosas, habrá que esperar al inicio de las obras de las nuevas VPO.

Noticia: La Voz de Cádiz 8-1-2010

Un tesoro arqueológico bajo el agua

Andalucía cuenta con un tesoro arqueológico de valor incalculable bajo el agua. Buques hundidos, estatuas medievales, cerámicas y otros restos yacen en el fondo marino que rodea al litoral andaluz. El Centro de Arqueología Subacuática (CAS) de Cádiz se ocupa de la documentación, conservación, estudio y difusión de estas riquezas históricas.

Carmen García Rivera, directora del CAS, explica que la Batalla de Trafalgar, que tuvo lugar en 1805 cuando los aliados intentaron derrocar a Napoleón, es la línea de investigación principal en la comunidad. Así, yacimientos como el Bajo de Chapitel (Cádiz) cuenta con 28 cañones de hierro y numerosos restos cerámicos que podrían pertenecer al naufragio del ‘Bucentaure’, un buque que participó en esta contienda.

Por otro lado, el yacimiento de Punta de la Mona, en Almuñécar (Granada), el de Los Escullos-El Águila (Almería), o el de Los Santos en Benalmádena (Málaga) son algunos de los más abundantes. Este último ha permitido la recuperación de estatuas de corte clásico que representan a Dionisio, Cupido y otras divinidades.

A la hora de estudiar los tesoros que se encuentran en las aguas andaluzas, los científicos se tropiezan con un dilema, o bien extraer los objetos del fondo para su mejor datación histórica y para exhibirlos en museos, o bien renunciar al conocimiento histórico en favor de la conservación de estos restos y estudiarlos in situ. En ambos casos los investigadores precisan de una tecnología muy sofisticada para localizar y estudiar estas reliquias subacuáticas.

De esta manera, el investigador de la Universidad de Málaga Javier Laserna colabora con el CAS en una novedosa técnica, electroscopia de plasma inducido por láser, que sirve para reconocer el fondo marino en busca de tesoros.

«Esta técnica permite detectar la presencia de elementos y determinar su concentración y abundancia», subraya Laserna, quien añade que se trata de «un instrumento único en su especie a nivel mundial» y muy necesario para explorar el fondo del mar sin usar técnicas invasivas que puedan llegar a deteriorarlo.

Por otro lado, la Unidad de Buceo Tecnológico y Científico de la Universidad de Cádiz trabaja en una moderna línea de investigación, la arqueometalurgia, que sirve para investigar la naturaleza química de los materiales encontrados, un aspecto clave para datar los tesoros hallados o descubrir el uso que tenían en el pasado. Además, estos conocimientos ayudan a encontrar la mejor manera de conservar o estudiar in situ estos objetos.

Patrimonio sumergido

No obstante, una de las tareas más importantes de cara a la labor que desempeñan los investigadores que buscan y estudian reliquias submarinas es la documentación, según destaca la directora del CAS. Es decir, la identificación y evaluación de toda la información procedente del patrimonio arqueológico sumergido en una misma base de datos para que los expertos en este campo puedan compartir los resultados de su trabajo.

Esta fue una de las primeras misiones que recibió el CAS y se trata de un proyecto abierto, ya que los expertos no paran de sumar nuevos datos y descubrimientos. Para esta labor, el centro andaluz se ha centrado en los restos que han quedado de la Batalla de Trafalgar, y ha realizado una primera fase para localizar y analizar las diversas fuentes documentales y arqueológicas que pueden ofrecer información de dónde se produjeron naufragios.

Una segunda etapa en la que se han llevado a cabo diversas campañas de prospección geográfica y visual en estas zonas para localizar posibles navíos hundidos, y una tercera para sondear los yacimientos encontrados. El objetivo es saber qué regiones son más ricas y a la vez más vulnerables a la erosión.
Noticia: Ideal de Granada 31-12-2009