QUIJOTES EN TIERRA DESPROTEGIDA

La asociación en defensa del patrimonio Cilniana echa la vista atrás para rememorar sus 15 años de actividad.

NIEVES CASTRO- MARBELLA.

Patrimonio. En la llamada ‘era Gil’ el vocablo llegó a resultar molesto. El refranero popular dice que ‘En todas partes cuecen habas’ . Y no le falta la razón.

Socio en la campaña antiexpolio.

Pero resulta difícil encontrar una sola ciudad en toda la Costa del Sol con un patrimonio histórico tan impresionante y, al mismo tiempo, tan vilipendiado, tal y como ocurrió en Marbella durante aquellos años. Yacimientos, monumentos y entornos históricos y medioambientales de sumo valor pasaron a ser pasto del ladrillo sin que la sociedad civil o la administración levantaran la cabeza ni mucho menos la voz.

Corrían los primeros años de la década de los 90, cuando entre un grupo de historiadores saltó la chispa de la indignación. El Museo del Grabado abrió sus puertas para acoger una reunión casi ‘clandestina’ en la que se puso sobre la mesa cómo las ratas devoraban el archivo histórico. La actual presidenta del colectivo, Catalina Urbaneja, recuerda que la indiscreción de un periodista al revelar nombres y apellidos de quienes formaron parte de aquella cita dio al traste con aquel incipiente movimiento. «Muchos de ellos vieron peligrar sus puestos de trabajo», dice la historiadora. Pero, la semilla de lo que años más tarde sería Cilniana –constituida formalmente el 11 de abril de 1996– ya estaba plantada.

Sigue leyendo QUIJOTES EN TIERRA DESPROTEGIDA